Estreno en el Rialto, Santiago de Cuba

23 agosto 2022

Sábado 20 de agosto de 2022, a las 17:00 en punto en la entrada de la sala de proyecciones “Rialto” de Santiago de Cuba, un numeroso grupo de personas, sobre todo, jóvenes, iban entrando con alegría para disfrutar del documental: “Una sola FAMILIA, un solo CORAZÓN”, sobre la vida y obra de la Venerable María Antonia París y Riera, fundadora con San Antonio María Claret, de las Religiosas de María Inmaculada Misioneras Claretianas.

El día 26 de mayo de este año se cumplían los 170 años de la llegada de Antonia París y sus compañeras a esta ciudad. Con ese motivo durante este año se están organizando diversas actividades, a través de las cuales se quiere, no solo recordar el acontecimiento, sino aprender de él.

El documental inicia con la profunda experiencia de Dios que ella tuvo en el año 1842, estando en la Compañía de María de Tarragona, en la que experimenta la llamada de Dios a fundar una Orden nueva. También se tiene en cuenta la intervención de Claret en los intrincados caminos de la Fundación.

En el estreno nos acompañaron, muchos amigos y compañeros con quienes compartimos en Santiago la Misión evangelizadora; el equipo claretiano de la parroquia de Trinidad; Monseñor Dionisio García Ibáñez, Arzobispo de la Diócesis; los miembros de la Familia Laical Claretiana, y resaltamos la presencia de nuestra superiora provincial Vivian González y su Vicaria Betty Morales, así como también Ondina Cortés, que habían llegado de USA y México para la Celebración del 170 Aniversario.

Desde aquí felicitamos al director general, Enrique Pérez Fumero y su equipo de producción. Todos contribuyeron a la calidad de la obra, pero un aplauso y cariño muy espacial para la gran actriz Delia Leyva, por su excelente interpretación de María Antonia.

Agradecemos a tantas personas que con su apoyo y cariño nos han acompañado en el proceso de este trabajo y pedimos al Señor, que el conocer un poco más la vida y obra de esta valiente mujer nos anime a seguir y permanecer fieles en aquello que Dios quiere para cada uno…  Porque como decía el poeta, León Felipe…

Para cada hombre tiene

un rayo nuevo de luz el sol,

y un camino virgen, Dios.

Misioneras Claretianas de Santiago de Cuba